dissabte, 28 de juny de 2008

Subida al Pedraforca





Mis piernas todavía no estaban recuperadas de los 50Km de la nocturna Fredes- Paüls y yo ya estaba pensado en la próxima aventura. Esta vez nos había convocado de nuevo Txema y su intención era llevarnos a la cima del Pedraforca. No tuve que pensarlo dos veces, adelanto un día mis vacaciones y rumbo a Saldes.
Nos reunimos los cuatro valientes que el próximo día 19 de Julio vamos a estar en Benasque, Txema, Xavi, Pedro y Zuri. La salida fue a las 6 de la mañana y en Barcelona llovía a cantaros. Tal como nos acercábamos a Berga el cielo estaba más despejado y los primeros rayos de sol asomaban entre las nubes. A las 8,00 llegamos a la Plaza de Saldes y el cielo estaba prácticamente despejado, perfecto día para la ascensión.
He de reconocer que tenía mucha ilusión por subir al Pedraforca pero también reconozco que tenía bastante miedo a la grimpada final. A las 8,30 en punto salimos rumbo a la cima, desde el primer momento me puse delante y marque el ritmo siempre con un ojo en el GPS pendiente de que el camino fuera el correcto. Muy pronto el sendero empezó a empinarse y de que manera, como podéis imaginar pronto me quede solo pero eso si en ningún momento perdí la paciencia, seguí poco a poco a mi ritmo y después de una subida me plante en el Mirador de Gresolet (1530m). Allí nos reagrupamos de nuevo los cuatro y en unos 15 minutos nos plantamos en el Refugio Lluís Estasen (1640m). Seguimos el sendero, cruzamos el canal de Riambau y giramos a la izquierda hacia la gruta de les Orenetes, aquí será el inicio de una fuerte subida por el canal de Verdet (1950m). La subida es dura, muy dura, como paso anteriormente Txema seguido de Xavi y de Pedro tiraron hacia arriba con decisión, yo de nuevo fui subiendo a mi ritmo sin desfondarme en ningún momento y con un solo pensamiento, llegar al Pollegó Superior. Llegamos a la collada de Verdet (2270m), foto de rigor, un pequeño descanso y la parte que mas temía la grimpada. Txema me obligo a colocarme detrás de el y empezó la temida grimpada. En ningún momento tuve miedo pero si mucho respeto a los grandes bloques de piedra que poco a poco iba escalando, fuimos ascendiendo varios picos y cada vez iba cogiendo mas confianza, finalmente llegamos a la cima el Pollegó Superior (2497m), había conseguido realizar mi primer pico. Foto de rigor y sin perder un minuto empezamos el descenso, un primer trozo bastante técnico y después la temible tartera. Tanto Pedro como yo al empezar la tartera estábamos “acojonados” pero rápidamente Txema y Xavi se encargaron de darnos una rápida lección de cómo teníamos que bajar por una tartera. No tardamos mucho tiempo en poner en practica nuestro rápido aprendizaje y al momento estábamos saltando como cabras salvajes tartera hacia abajo siguiendo muy de cerca a Txema y Xavi. El tramo final de la bajada lo hicimos por un sendero de tierra que como muy bien dijo Pedro parecía una autopista comparado con la tartera. A las 12,00 llegábamos a la Plaza de Saldes, habíamos tardado 3h30m, seguro que sin mi ellos hubieran realizado un tiempo mucho mejor, pero también es seguro que conmigo se rieron un montón, o no Txema?.
Para celebrar el éxito nos fuimos a Sant Corneli, en el restaurante Santa Bárbara hicimos un bocata una cervecita, jajajajaja (os veo la cara a los tres) y de vuelta a casa.
Chicos, un placer nos vemos en la Ultra Trail del Aneto.

Cap comentari:

Publica un comentari